Enfermedades más comunes en los perros

Enfermedades más comunes en los perros

Enfermedades más comunes en los perros  Ciertas enfermedades usuales en el cánido se deben a vermes, lombrices y tenias, de ahí que la prevención es esencial para cuidar su salud

El cánido, como las personas, no es inmune a las infecciones intestinales ni a los desórdenes gástricos.

Los parásitos intestinales y las inflamaciones del aparato digestible son ciertas enfermedades que resulta conveniente observar en nuestra mascota. Unos consejos fáciles asisten a prevenir estas molestas infecciones caninas.

Lombrices y tenias: unos molestos visitantes en el intestino del can.

Enfermedades más comunes en los perros

Enfermedades más comunes en los perros

 

Lombrices y tenias son 2 géneros de parásitos intestinales usuales en los perros. La diferencia esencial entre estos vermes se encuentra en su forma.

Ofrecer al cánido comestibles de calidad es esencial para cuidar a su salud intestinal

Al tiempo que las lombrices son vermes redondos, con la manera de un cordón, la tenia es un género de verme plano más semejante a una cinta.

Enfermedades más comunes en los perros

Pese a su diferente fisonomía, los 2 son malignos parásitos intestinales que llegan al aparato digestible de nuestra mascota con una misma intención: alimentarse de lo que el cánido ingiere.

Y los dos tienen, además, efectos dañinos afines en el cuerpo del can al que infectan: entre otros muchos, provocan una pérdida de peso en el cánido.

El organismo de una mascota inficionada reacciona con virulencia a estos visitantes de su intestino.

Entre las señales que pueden informar de que nuestro cánido aloja parásitos figuran las diarreas y los vómitos.

En otras ocasiones, nuestra mascota puede sufrir molestas flatulencias o bien inconvenientes de estreñimiento. Lombrices y tenias provocan, al unísono, una pérdida de salud extendida en el animal.

La prevención en los perros: esencial para eludir los vermes

Estos dañinos huéspedes, lombrices y tenias, conocen múltiples caminos para ocupar sin permiso el intestino de nuestra mascota.

Enfermedades más comunes en los perros

Los parásitos intestinales inficionan al cánido cuando este entra en contacto con las heces de otros animales anteriormente contagiados.

Hay que observar que el perro no se acerque o bien ingiera los excrementos de otros a lo largo de sus paseos al aire libre.

Ingerir comestibles crudos es otra vía de peligro para una mascota, cuando la ración de comida se ha polucionado con lombrices, tenias o bien sus larvas.

Para una larva, es más fácil pasar inadvertida y entrar en el cuerpo de nuestro cánido.

Si el comestible no se ha cocinado, la probabilidad de supervivencia del parásito es mayor.

Enfermedades más comunes en los perros

La llegada de las lombrices y tenias al intestino del cánido proseguirá, en un caso así, exactamente el mismo camino que realice la vianda contaminada que lo aloja.

La opción mejor para eludir infecciones por parásitos es prevenir el contagio con vermes intestinales. Por esta razón, ofrecer a nuestro amigo comestibles de calidad es esencial para cuidar a su salud intestinal.

Hay que distanciar a su cánido de los espacios sucios que puedan estar inficionados, no dejar que el perro lama o bien tome comestibles de la calle y intentar quitar el contacto con animales que se sospeche que puedan estar inficionados.

Ante cualquier síntoma o bien creencia de que el cánido pueda estar inficionado por parásitos internos, es conveniente efectuar una rápida visita al veterinario.

Cuidados a lo largo del embarazo de la perra

Los vermes que una perra encinta aloja en su intestino pueden trasmitirse a los cachorros a lo largo de la gestación y, después, a lo largo de la lactancia, por medio de la leche materna.

Esto explica la relevancia de prevenir la infección, especialmente, cuando nuestra perra espera cachorros, con el objetivo de eludir el daño que estos parásitos son capaces de provocar en las frágiles crías de cánido.

“La prevención es la mejor estrategia para eludir la infección por vermes internos en una perra encinta”.

Es relevante acrecentar los controles de parásitos ya antes de cruzar a la perra, y robustecer la frecuencia del frecuente tratamiento desparasitario, que debe hacerse cada 3 meses, con dosis extras.

La molesta inflamación del intestino del cánido

Enfermedades más comunes en los perros

No solamente los vermes parásitos pueden inficionar el intestino de nuestro can.

Otros microorganismos externos, como las bacterias, e inclusive ciertos géneros de hongos, pueden terminar en el aparato digestible del can.

El intestino del perro responde a esta polución con una inflamación.

Ciertos avisos que pueden alertar de una infección bacteriana son los vómitos y las diarreas anormales.

No es extraño que el can experimente, al unísono, una pérdida de su hambre. Ante cualquier síntoma, se debe asistir al veterinario.

El hecho de que un can coma menos de lo frecuente o bien se muestre apático puede ser síntoma de que el animal ha enfermado.

El cánido, como las personas, no es inmune a las infecciones intestinales.

Mas el perro en este estado no sabe decir qué le pasa, qué le duele. De ahí que, hay que prestarle atención y aprender a leer su comportamiento.

Es ahora cuando más hay que cuidar a su alimentación: hay que fortalecerla y también introducir ciertos cambios en su dieta para conseguir la rápida restauración del animal enfermo.

Consejos

Recuerde que lombrices y tenias son 2 géneros de parásitos intestinales usuales en los perros: las lombrices son vermes redondos, con la manera de un cordón, al paso que la tenia es plana.

Existen señales que pueden informar de que nuestro cánido aloja parásitos: diarreas y vómitos, flatulencias o bien inconvenientes de estreñimiento.

Los dañinos huéspedes pueden inficionar al can cuando este entra en contacto con las heces de animales anteriormente contagiados: vigile que su amigo no se acerque o bien ingiera los excrementos de otros canes a lo largo de sus paseos al aire libre.

No olvide que tomar comestibles crudos es otra vía de peligro para una mascota, cuando la ración de comida está contaminada por lombrices, tenias o bien sus larvas.

Te puede interesar  como eliminar las pulgas de mi perro

 

Ofrezca a su amigo comestibles de buena calidad: es esencial para cuidar a su salud intestinal.

Distancie a su can de los espacios sucios que puedan estar inficionados y trate de suprimir el contacto con animales que puedan alojar parásitos.

No deje que el cánido lama o bien tome comestibles de la calle.

Si planea cruzar a su perra, acrecentar los controles de parásitos para eludir que la infección se transmita a los frágiles cachorros.

Enfermedades más comunes en los perros

TE GUSTÓ? AYÚDANOS A LLEGAR A MÁS PERSONAS COMPARTIÉNDOLO EN LAS REDES SOCIALES!




Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *